29 jul. 2012

La decadencia de MTV

MTVHabía una vez un canal de música que se llamaba MTV. Emitía videos musicales las 24 horas del día y revolucionaba la industria de los videoclips. Fue toda una novedad e impulsó la carrera de muchos artistas de la escena musical, cuando Michael Jackson y Madonna, con sus videos, ya empezaban a dar de qué hablar. Creativos, cantantes y representantes notaban que la lírica y la imagen juntas contaban mejor las historias, pero más allá de eso, incrementaban la popularidad, (pura publicidad).

Y es que, a partir del 1 de agosto de 1981, los videos musicales adquirieron otra connotación, surgió el término VJ -derivado de DJ (Disc Jockey)- toda una figura célebre en la televisión. Las compañías discográficas despertaron ante un nuevo medio como herramienta estratégica de promoción -hasta el punto de que los videos se hacían para mostrarlos en MTV- y un evento de repercusión mundial se introdujo en la cultura popular: Los MTV Music Awards.

Con el paso del tiempo, MTV Networks se había convertido en todo un emporio del entretenimiento con sus versiones en Europa, Asia y Latinoamérica, y otras cadenas como VH1, VIDEO HITS, MTV JAMS, hasta Nickelodeon (Nick), el canal infantil, entre otras. No todo era música, aunque era su razón de ser, Beavis and Butt-head, Daria, Rem & Stimpy, Real World, programas de dibujos animados y de realidad que fueron MTV en el mundo.

Ahora bien, todo esto hace parte de un sentimiento de  nostalgia. La cadena que alguna vez impulsó la carrera de tantos artistas, desde Duran Duran hasta Britney Spears, ya no es la sombra de lo que fue. Aquel astronauta y su bandera, el gran ícono de la industria musical,  se bajó de la Luna y se desdibujó en el cielo entre tantas estrellas.

Recuerdo cuando pasaba horas frente al televisor esperando el conteo de los Diez más pedidos, el Top 20 o el Top 40; la gente participaba en la popularidad de un video, y ni qué decir de los estrenos. Hago un acercamiento desde lo que fue MTV Latinoamérica, canal que se lanzó un octubre de 1993 con el video We are South American rockers de la banda chilena Los Prisioneros.

MTV Latinoamérica  tenía una identidad propia, a pesar de la influencia de la principal norteamericana, el pop y el rock eran su estilo. Bandas como Soda StereoCafé TacubaLos fabulosos Cadillacs tuvieron un espacio de popularidad, dentro de la propuesta alternativa del canal.

Pero más allá de los grupos o solistas, era el formato, los programas y hasta los presentadores. Todo eso cambió. Ahora es una historia más que contar.

Cómo no recordar a Ruth Infarinato con sus entrevistas y uno de los programas más populares como lo fue Conexión;  a la cubana Daisy Fuentes, la mexicana Carmen,  Arturo, entre otros personajes que pasaron frente a sus cámaras. Hay que reconocer que la música era otra, y eso marcaba la diferencia: Red Hot Chilli PeppersMetallicaNirvanaOasisKornRadiohead y muchos más, para no continuar la lista.

MTV era música, MTV era Music Television. MTV no era Sixteen and pregnant, ni Jersey Shore, ni Teen Mom, ni Parental Control. MTV no eran niñas malcriadas celebrando sus dulces dieciséis. MTV no era novelas. Sí, había una vez un canal de música que se llamaba MTV.

Las nuevas generaciones conocen a MTV por Snooki, Tila Tequila, las Niñas mal y tantos otros burdos personajes más. Music Television desapareció para darle paso a los reality shows; desafortunadamente eso es lo que vende.

Un suceso importante aconteció en el camino decadente de MTV: El creciente poder de la “audiencia” en decidir qué y cuándo ver algo, y generar su propio contenido en un espacio de proporciones 2.0.  En algún momento dejó de ser necesario esperar algún programa para ver un video, porque con solo digitar su nombre se podía ver una y otra vez. El advenimiento de un nuevo canal lo había cambiado todo: Youtube.

Más allá de la revolución de la Internet y de que la música de antes era mucho mejor, fue la visión de un canal la que se transformó. El canal cambió pero deja un legado en la cultura popular. Ya no es lo mismo de antes, pero se vale recordar y obviamente no sintonizar.

...

JAHIR CURREA LOZANO
Comunicador social, egresado de la Universidad de Cartagena, Colombia. Amante de las letras y la fotografía.
Cuento lo que quiero contar, sin límite de caracteres y a todo color.