18 may. 2016

Los pequeños "Grandes Hermanos"

facebook-juecesOrwell lo sabía; imaginó lo que pasaría y nos lo dijo hace ya varias décadas. En aquel entonces, dio una fecha solo para situar en contexto los futuros eventos: sería en 1984.

Él anunció un futuro de enajenación, manipulación y represión social; un futuro de guerras -aspectos siempre vigentes a lo largo de la historia-; pero sobre todo, nos presentó al “Gran Hermano”, la vigilancia omnipresente que estaba por llegar.

Fue “1984” la obra célebre donde el escritor británico George Orwell nos esbozó, con tinte satírico, un mundo futurista alejado de cualquier optimismo, en donde la tiranía del estado traspasaba el terreno de la coerción física e irrumpía en la manipulación mental. En ese mundo anunciado, la privacidad era poco menos que un acto de transgresión: cámaras y micrófonos, en todo lugar y en cada resquicio, aparecían como dispositivos de vigilancia y control a través de las “telepantallas” y los “autogiros”.

4 abr. 2015

¿Realmente estás haciendo lo que te hace feliz?

Millenials"¿Qué estás haciendo en este exacto momento? ¿Es algo que realmente te apasiona?

Millones de personas, en este momento, están haciendo exactamente lo que les hace feliz."

Diez minutos que estremecen y abruman en reflexión, para luego dejarnos al final con una pregunta que nos lleva a pensar en su respuesta ¡ya!



VIDEO: ¿Realmente estás haciendo lo que te hace feliz?


...

JAHIR CURREA LOZANO
Comunicador social, egresado de la Universidad de Cartagena, Colombia. Amante de las letras y la fotografía.
Cuento lo que quiero contar, sin límite de caracteres y a todo color.  

6 mar. 2015

VIDA: Charles Chaplin

Charles-Chaplin

"Ya perdoné errores casi imperdonables.
Traté de sustituir personas insustituibles,
de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas,
mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.
Ya me reí cuando no podía.
Ya hice amigos eternos.

Ya amé y fui amado, pero también fui rechazado.
Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.
Ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos.
Ya llamé sólo para escuchar una voz.

Ya me enamoré por una sonrisa.
Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y...

Tuve miedo de perder a alguien especial
(y terminé perdiéndolo)
¡pero sobreviví!
Y todavía vivo.

No paso por la vida.
Y tú tampoco deberías sólo pasar...
¡VIVE!

Bueno es ir a la lucha con determinación;
abrazar la vida y vivir con pasión;
perder con clase y vencer con osadía;
porque el mundo pertenece a quien se atreve,
y la vida es mucho más para ser insignificante."

Charles Chaplin

...

JAHIR CURREA LOZANO
Comunicador social, egresado de la Universidad de Cartagena, Colombia. Amante de las letras y la fotografía.
Cuento lo que quiero contar, sin límite de caracteres y a todo color.  

21 jun. 2014

LOST IN TRANSLATION: Glosario Popular

Son muchas las expresiones particulares que hay en nuestra costa caribe colombiana. Tenemos palabras "reinventadas", otras que sólo nosotros usamos con frecuencia, a diferencia de otras partes del país o del mundo; o incluso, términos originales -los llamaría palabras de autor- que se expresan con un sabor muy nuestro. Todo un mundo de significados que, seguramente, la Asociación de Academias de la Lengua Española jamás contemplaría como sinónimos de sus convencionalismos lingüísticos. 



Algunas de estas expresiones provienen de esos pueblos, desde donde emigraron muchos de los bisabuelos, de hoy día, para prosperar en las ciudades capitales de nuestra región, y se difundieron con solo ellos contar sus vidas llenas de peculiaridades infinitas. 

Muchas han caído en desuso con el trascurrir de los años, quedándose solo en los dichos de aquellos viejos que aún siguen viviendo a través del universo del realismo mágico. Y fueron precisamente esas palabras las que quise recopilar en el afiche anterior.

Espero seguir reuniendo muchas más palabras y expresiones, cada vez que las escuche, y que por supuesto quiera recordar.


*Emperrado: Del verbo "emperrarse". Término pronominal y coloquial de uso general en el idioma español, registrado en el Diccionario de la Real Academia Española.
...

JAHIR CURREA LOZANO
Comunicador social, egresado de la Universidad de Cartagena, Colombia. Amante de las letras y la fotografía.
Cuento lo que quiero contar, sin límite de caracteres y a todo color.  

9 may. 2013

El deporte y su sinónimo mediático

Sin lugar a dudas, en Colombia -y creo que en el mundo entero- el sinónimo de deporte es “fútbol”. Con solo sintonizar cualquiera de los noticieros nacionales o canales de deportes, lo primero que veo es ¡fútbol, fútbol y más fútbol! Y esta expresión ya me va sonando a nombre trillado de programa "deportivo”.  

Estadio-de-futbol-CenturyLink-Field

Es decepcionante ver en la televisión colombiana a personajes que se hacen llamar periodistas de deportes, ya que más bien parecen frustrados directores técnicos de la selección de fútbol de sus amores. Siendo ligero en estadísticas, puedo asegurar que el 80% de su agenda noticiosa es fútbol, con cuanto entrenamiento, torneo, copa, liga, liguilla, amistoso, eliminación y repechaje haya en el mundo entero.

Y es que hay que ver cómo se iluminan e inspiran, a la hora de tratar temas futbolísticos. Se convierten en físicos, matemáticos, estadísticos, historiadores, genios literatos con expresiones y términos rimbombantes, y como ya lo dije: Directores técnicos hasta las lágrimas. 

Su amor por la “esférica”, por el “onceno” de su alma, por el “horizontal” –ese otro arquero que evita un doloroso gol en contra- y aquel regocijo con el “bueno manejo de pelota” y con el público como el “jugador número doce”, los hacen merecedores de llamarse verdaderos periodistas deportivos.

Ellos asisten a cuanto evento futbolístico se realiza tanto en el ámbito nacional como internacional. Si no van los célebres presentadores, seguro habrá un reportero en el lugar de la noticia, especialmente en donde haya un colombiano, así sea un utilero en los camerinos. Si es así, saldrá una gran historia, y mucho mejor si el equipo al cual presta sus servicios gana el partido (de cualquier manera, el utilero quedará como un héroe por contribuir a la victoria de dicha selección).

Que se note la imparcialidad y el acercamiento a la objetividad periodística en el ámbito futbolístico, digo, deportivo. Los seis equipos de las tres principales ciudades del país y no hay más que contar. Si cualquier otro equipo triunfa o, más bien, casi triunfa en el exterior, ese sí es Colombia, una sola pasión, una sola camiseta, café y sombrero vueltiao para todos.

Sería “tolerable” si tuviéramos un buen palmarés en las competiciones internacionales o notorias participaciones en mundiales de fútbol, pero lamentablemente no. Siempre nos quedamos en el “casi somos campeones”, “se CORONARON en el segundo lugar”, en “agónico empate terminó el partido”, “no se concretaron las opciones de gol”, en fin, estos podrían ser titulares mediocres para resultados mediocres hechos por periodistas deportivos.

Camarografo-futbol

¿Dónde quedan los otros deportes? Ah claro, en los últimos minutos de la sección o en meras menciones sin imágenes de apoyo o sacadas de archivo, o simplemente omitidas. Es lamentable oírlos pronunciar apellidos de deportistas que no son futbolistas, muy lamentable. En especial en el tenis, donde ni los más destacados se salvan de tan ramplona pronunciación. Me atrevo a asegurar que podrían hasta confundir hoy en día a las hermanas Williams.

La cosa no para allí. Al parecer no han podido superar el legendario, evocado y venerado cinco a cero de Colombia frente a Argentina y su nostálgica celebración. Pareciera que hubiese sido la más grande hazaña de la selección nacional en toda su historia (o ¿lo fue?). Lo repiten una y otra vez en la mayoría de los actuales enfrentamientos entre estas dos selecciones, a tal punto de generarme lo que comúnmente llamamos “pena ajena”.

El resto de deportes solo cobran “relevancia” en rompimientos de records, curiosidades, premiaciones y en el evento deportivo más importante que se realiza cada cuatro años: Los Juegos Olímpicos, porque obviamente allí no solo se juega al fútbol.

Definitivamente el deporte tiene más que forjado su sinónimo mediático. Hablo por mi humilde experiencia como televidente y como desconocedor del fútbol pero aficionado a otros deportes.

Existen otras disciplinas para los aficionados, pero no para los periodistas deportivos. El análisis y los comentarios se dejan solo para el fútbol. El bilingüismo –y eso es decir mucho- solo da para el fútbol, la crónica solo da para el fútbol, en fin, es obvio que son periodistas de fútbol con una sección noticiosa de fútbol.

...

JAHIR CURREA LOZANO
Comunicador social, egresado de la Universidad de Cartagena, Colombia. Amante de las letras y la fotografía.
Cuento lo que quiero contar, sin límite de caracteres y a todo color.